Impermeabilizar según tu zona geográfica

Impermeabilizar según tu zona geográfica

En nuestro mundo existen climas de todo tipo, por lo que es nuestro trabajo asegurarnos de que las construcciones estén a salvo de daños como filtraciones para que su estructura no se vea afectada. Sin embargo, en ocasiones el trabajo de la impermeabilización en México necesita ir un paso más allá: adaptar esa protección a lo que el clima y la geografía de cada lugar pide.

Desde los lugares calientes hasta las zonas frías, cada área tiene sus propios desafíos. ¿Cómo cuidamos nuestros edificios de las lluvias fuertes en lugares tropicales? o, ¿qué tenemos que tomar en cuenta cuando la humedad es constante en zonas cerca del mar? 

Estas son las preguntas que queremos responder en este artículo, así conoceremos lo esencial para que la impermeabilización en Nuevo León funcione bien y se ajuste al lugar y su clima. Sin más, comencemos.

Clima y región geográfica: adaptaciones en la impermeabilización

El éxito de cualquier estrategia de impermeabilización radica en su capacidad para enfrentar los desafíos únicos que presenta el clima de una región específica. A continuación revisaremos brevemente cómo el clima predominante y la geografía impactan la impermeabilización, identificando problemas comunes y examinando casos extremos.

1.- Análisis del clima

Cada rincón del mundo tiene su propio carácter climático, por eso encontramos climas cálidos y húmedos. Muchos de ellos están marcados por estaciones extremas y  entender el clima predominante es esencial.

La elección de materiales y técnicas debe alinearse con esa realidad climática. Por ejemplo, en climas cálidos, la resistencia al calor y a los rayos UV puede ser crucial, mientras que en áreas con inviernos severos, la flexibilidad a bajas temperaturas es esencial.

2.- Identificación de problemas relacionados con el clima

En regiones propensas a lluvias torrenciales, la impermeabilización y uso de materiales como el aislante térmico debe ser capaz de manejar grandes volúmenes de agua en cortos periodos. La prevención de filtraciones y el drenaje efectivo son consideraciones clave.

En áreas con inviernos rigurosos enfrentan desafíos adicionales a otra clase de zonas. La acumulación de nieve y la formación de hielo pueden comprometer la integridad de las estructuras, haciendo necesario un enfoque de impermeabilización que resista las condiciones invernales.

Ahora, en lugares con alta humedad, la prevención de la infiltración de agua es constante por la naturaleza propia. La resistencia al moho y al deterioro causado por la humedad se vuelve crucial para mantener la durabilidad de las construcciones.

3.- Casos específicos de eventos climáticos extremos

En caso de zonas propensas a eventos como huracanes o tifones, la impermeabilización debe ser capaz de resistir vientos intensos y lluvias torrenciales. Casos como el huracán Katrina o el tifón Haiyan destacan la importancia de estructuras impermeables robustas, sin embargo, muchas de estas protecciones deben ser reforzadas de otras formas para que las propiedades sufran el menor daño posible.

En las áreas propensas a inundaciones también requieren soluciones específicas. La impermeabilización debe ser diseñada para resistir inundaciones temporales y, en algunos casos, prolongadas. 

Consideraciones específicas por zona

La impermeabilización no es un enfoque único y universal; su eficacia varía significativamente según el entorno geográfico. Para conocer los espacios que deben cubrirse es necesario saber las consideraciones específicas para entornos urbanos, rurales y costeros.

1.- Impermeabilización en entornos urbanos

Los problemas que las áreas urbanas suelen enfrentar dentro del desafío de la impermeabilización con respecto a las estructuras compactas y el limitado espacio verde. Las superficies pavimentadas y la escasa absorción del suelo pueden dar lugar a problemas de drenaje.

Algunos consejos específicos para esta clase de zonas que el equipo de Airregio tiene para ti son los siguientes:

  • Priorizar sistemas de drenaje eficientes para prevenir acumulaciones de agua.
  • Utilizar impermeabilización en terrazas y balcones para proteger las áreas habitables debajo.

2.- Impermeabilización en entornos rurales

Dentro de las áreas rurales, la proximidad a la naturaleza puede presentar desafíos como la exposición a elementos climáticos extremos y la presencia de fauna y flora. Para que este tipo de situaciones en que los inmuebles suelen dañarse, te hacemos las siguientes recomendaciones.

  • Utilizar materiales resistentes a la intemperie y al contacto de la flora y fauna de la región.
  • Implementar barreras adicionales en sótanos y cimientos para prevenir la entrada de humedad.

3.- Impermeabilización en zonas costeras

Ahora, las áreas costeras enfrentan amenazas únicas que en otras zonas no suele suceder como la corrosión por la salinidad del aire y la posibilidad de inundaciones debido a eventos climáticos extremos. Algunas de las soluciones o medidas preventivas para estos accidentes son las siguientes:

  • Optar por materiales resistentes a la corrosión para exteriores.
  • Incorporar sistemas de drenaje para hacer frente a la amenaza de inundaciones.

Al considerar la ubicación geográfica y las características específicas del entorno, la impermeabilización puede ser adaptada de manera efectiva, así se prolonga la vida útil de las estructuras y protegiendo contra los desafíos únicos que presenta cada zona.

Esperamos que estos consejos específicos te den un enfoque práctico para abordar la impermeabilización de manera precisa en diferentes contextos. Recuerda que el equipo de Airregio está listo para atender cualquier duda o comentario sobre los temas de nuestros posts o sobre tu situación de impermeabilización directamente.

Related Posts